Estás en Magyc | Ginecología | Planificación Familiar y Anticoncepción

Planificación Familiar y Anticoncepción

Mediante el uso de anticonceptivos, uno de los grandes avances del siglo XX, las mujeres pueden planificar cuándo y cuantos hijos desean tener, pudiendo optar por una maternidad más libre y responsable, y separando la sexualidad de la reproducción.

Un anticonceptivo para cada mujer

Hoy en día existe una amplia oferta de métodos anticonceptivos que se adaptan a las preferencias y necesidades de cada mujer en concreto, pudiendo usar el que más se adapte a sus necesidades en las distintas etapas de su vida. Entre los distintos métodos anticonceptivos podemos diferenciar entre hormonales y no hormonales.

Anticonceptivos Hormonales

Anticonceptivos orales

Conocida como «la píldora», es un método muy seguro, capaz de regular e incluso decidir el momento de la menstruación. Aunque precisa de una toma diaria, puede ayudar a reducir el sangrado y el dolor de la regla.

Parche anticonceptivo

Se adhiere a la piel de la paciente y se debe cambiar semanalmente. Su mecanismo es igual al de la píldora, cambiando solo la vía de administración, lo cual puede resultar más cómodo para algunas pacientes.

Anillo vaginal

Este anillo flexible, que se cambia cada 3 semanas, se introduce en la vagina, funcionando también como el parche y la píldora. Es cómodo y discreto por lo que su uso está muy extendido entre mujeres jóvenes.

DIU hormonal

El DIU está considerado como el método más seguro, aunque debe ser colocado y retirado por un ginecólogo. Dura entre 3 y 5 años y puede ayudar con el dolor menstrual o los sangrados abundantes, sin apenas efectos secundarios.

Anticonceptivos No Hormonales

Preservativo

El preservativo es el único método anticonceptivo que previene, con un uso correcto, el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Su eficacia es alta, aunque requiere la colaboración del varón y algunas personas lo consideran incómodo. Pero está recomendado a toda persona con vida sexual activa que no tenga pareja estable, pudiéndose combinar con el uso de cualquier otro método anticonceptivo, lo cual es conocido como el «doble método».

Ligadura de Trompas

Este método en principio irreversible requiere de una intervención quirúrgica con hospitalización (habitualmente 24 horas). Puesto que es muy seguro, está indicado en pacientes cuyo deseo genésico ya está cumplido, aunque está siendo relegado por otros métodos que no precisan de operación, cuentan con mayor eficacia y producen menos efectos secundarios.

DIU no hormonal y Diafragma

El DIU no hormonal o de cobre debe ser colocado (en el interior del útero) y retirado por un ginecólogo. Dura entre 3 y 5 años y puede producir sangrados más abundantes y reglas más dolorosas, por lo que su uso ha quedado limitado. El Diafragma, precisando una planificación de las relaciones sexuales, resultando poco cómodo y con una eficacia menor, hace que su uso sea muy minoritario.

Vasectomía

Es el método anticonceptivo masculino por excelencia, y al igual que la ligadura de trompas precisa de una pequeña intervención quirúrgica. Tiene una alta eficacia y es irreversible, aunque puede revertirse en ciertos casos. Puede ser una alternativa en parejas estables con deseos genésicos cumplidos.

¿Quieres contactar con uno de nuestros especialistas para una primera consulta?

Si tienes alguna duda médica o necesitas saber si podemos ayudarte en algún aspecto puedes ponerte en contacto con nuestro servicio médico online o solicitar una cita online.

¿Lo cubre mi seguro? Pide tu cita